Edición del lunes 27 de mayo de 2019

 facebook   twitter   youtube 

El acuerdo nacional: ¿para qué?

(Tiempo estimado: 5 - 9 minutos)

Reuniones de Duque con los partidos políticos.

Yann BassetDespués del caso Santrich, el presidente convocó a los partidos, excepto a los de oposición, para negociar un “acuerdo nacional”: ¿quiere tener mayoría en el Congreso, reformar la Constitución, o deshacer el acuerdo de la Habana?

Yann Basset*

Leer más...

La “economía mixta”: lo último en contratación pública y corrupción

(Tiempo estimado: 5 - 10 minutos)

Luis Perez economía mixta

Aurelio SuarezUna forma distinta de corrupción está haciendo estragos en varios departamentos o ciudades del país. ¿Quiénes son los corruptos y cómo nos están robando?

Aurelio Suárez Montoya*

Leer más...

Publicar o no publicar: los medios y el escándalo de los falsos positivos

(Tiempo estimado: 5 - 10 minutos)

Alejandro Santos, director de la Revista Semana

Mario MoralesA raíz de la publicación en el New York Times de una denuncia que ya conocía la revista Semana, revive la controversia sobre la independencia de los medios y su compromiso con los ciudadanos.

Mario Morales*

Leer más...

Transmilenio: entre la tiranía de los “los vivos” y la necesaria revolución de “los bobos”

(Tiempo estimado: 5 - 9 minutos)

Francisco ThoumiA raíz –y más allá- de los “colados” que han llamado la atención en estos días, este análisis punzante sobre el choque no resuelto entre la pre-modernidad y la modernidad como una clave para entender a Colombia.  

Francisco E. Thoumi*

Bus de transmilenio transita por la Autopista Norte.

Un éxito deslucido

Desde su inauguración en diciembre del año 2000, el servicio de la Empresa de Transporte del Tercer Milenio S.A. (Transmilenio) fue un orgullo cívico para Bogotá, un ejemplo de transporte publico digno, y una prueba de que los bogotanos podían actuar como ciudadanos modernos, que trataban a sus conciudadanos con respeto y solidaridad, y que tenían conciencia sobre lo que es un bien público que necesita la protección de todos.

Por todo eso Transmilenio se convirtió en modelo para muchas ciudades del mundo y en una alternativa financieramente viable frente a los sistemas de transporte con trenes subterráneos.

Pero a medida que aumentaban su éxito y el número de sus usuarios, el sistema comenzó a tener problemas:

-En un comienzo fueron sobre todo la congestión y hacinamiento en las estaciones y en los buses, que se agravaron debido a la falta de mantenimiento de las estaciones y a los costos inesperadamente altos de reparar los carriles que utiliza el sistema.

-Después aparecieron o se agravaron los problemas de inseguridad, presencia de vendedores ambulantes, acoso sexual o riñas entre pasajeros… hasta llegar al desafío actual de los “colados”.

Estación de transmilenio en hora pico.
Estación de transmilenio en hora pico.
Foto: Oscar Amaya

Condiciones para el éxito

Estos problemas no son irresolubles, pero su solución supone voluntad política. Por ejemplo, el mantenimiento preventivo de las puertas de acceso a los buses, que no es muy costoso, no se ha llevado a cabo durante varios años: simplemente se hace un mantenimiento correctivo en casos extremos, como los accidentes de usuarios del servicio.

La realidad anterior parece sugerir que la actual administración distrital ha mantenido una política implícita de facilitar la evasión del pago de  pasajes. El resultado ha sido un aumento extraordinario en el número de “colados”, usuarios que simplemente se saltan la consola de control de ingreso, o que atraviesan los carriles y saltan a la plataforma de las estaciones.

El éxito de Transmilenio dependía primera y principalmente de que existiera un gobierno municipal con sistemas gerenciales modernos – como ocurrió en sus primeras etapas-; pero  los mecanismos de gestión se fueron deteriorando con los cambios de gobierno, especialmente durante las dos últimas administraciones.

En segundo lugar, Transmilenio requería una cultura ciudadana para el uso adecuado de los servicios públicos y de profundo  respeto por los bienes públicos.

El problema de Colombia

Pero en Colombia no hay consenso sobre el modelo de nación que se trata de crear. Más bien tenemos un choque permanente  entre quienes viven en la pre-modernidad y quienes viven en la modernidad o incluso en la pos-modernidad.

Para muchas colombianos nunca terminó la etapa de la Conquista: ellos “saben” que la riqueza se captura, que se apropia o se la encuentra, que la sociedad siempre ha sido y será profundamente desigual, de manera que la meta individual debe ser “escalar y pisar duro a los de abajo”.

Dentro de un modelo semejante no hay lugar para lo público: lo que parece ser público es en efecto lo que no es de nadie, y el Estado es un botín, de manera que robarle al Estado es simplemente una forma de obtener “lo que me pertenece”. Por eso los impuestos se deben evadir. Por eso cuando se llega al poder hay que aprovechar “el cuarto de hora”. Por eso los colombianos somos y debemos ser individualistas o en el mejor de los casos, “familistas” es decir, no aceptar responsabilidades más allá de uno mismo y sus parientes cercanos.

La actual administración distrital ha mantenido una política implícita de facilitar la evasión del pago de  pasajes. 

Para otro sector de la población, posiblemente minoritario pero creciente, la meta es construir una sociedad donde existan la confianza, la solidaridad y la equidad. Quienes aspiran a esto reconocen la necesidad de un orden social fundamentado en acuerdos entre los ciudadanos, no apenas en la voluntad de un caudillo político de momento, en una ideología específica y excluyente, o aun en un partido político duradero. Para lograr esta meta se necesitan un proyecto de nación y  un Estado incluyente donde quepamos todos; y esto a su turno supone que los ciudadanos sean proactivos dando ejemplo y exigiendo a los demás el cumplimiento de las normas que permitan una convivencia amable.

Los colados

 Colados en la estación de Patio Bonito de Transmilenio.
Colados en la estación de Patio Bonito de Transmilenio.
Foto: EMBARQ-BRASIL

El drama de Colombia es una lucha entre estas dos cosmovisiones, y el caso de los colados es apenas un ejemplo de este enfrentamiento:

-Para los colombianos pre-modernos, los colados tienen razones para colarse. Por ejemplo El Tiempo de este 20 de abril reporta que “Con el brazo en un cabestrillo y la voz entrecortada, Yurany Cárdenas, la joven de 28 años que perdió a su marido y quedó herida al intentar colarse en Transmilenio, habló de la imprudencia que le cambió la vida: ‘Él me empujó para que el bus no me cogiera y en cambio lo cogió a él. Gracias a él me salvé, si no, yo también hubiera fallecido [….] No se cuelen, de verdad, no lo hagan. Es perder la vida en un instante’, dijo la viuda, hablando despacio, como si esa velocidad le ayudara a contener mejor las lágrimas”.

-No hay duda de que la señora Cárdenas sufrió una tragedia, ni de que toda muerte prematura es lamentable. Sin embargo, desde la perspectiva de un Estado moderno los colados son simplemente unos ladrones gota a gota: roban “de a poquito” pero continuamente y al final sus acciones se traducen en pérdidas no solamente para el Estado – léase los contribuyentes- sino para todos los demás usuarios del transporte público.

Desde la perspectiva de la sociedad pre moderna, los colados son simplemente personas comunes que actúan como buenos avivatos en una sociedad donde esa es la única forma de sobrevivir o de tener éxito.

Más todavia, después de los eventos del cartel de la contratación, del fraude de Interbolsa y de los ejemplos del uso de los presupuestos de muchos municipios, los colados solamente reproducen los comportamientos extractivos que se muestran en los medios como normales entre la “clase dirigente” de Colombia. Parece que muchos creen que “si alguien se enriqueció de manera ilegal e impunemente, es injusto que yo no tenga derecho a hacer lo mismo”. El problema consiste en que si todos actuáramos de esa manera, a la final todos perderíamos.

Y además se olvida que para que un avivato tenga éxito deben existir muchos bobos que se dejen explotar.

El enfrentamiento entre la Colombia pre moderna y la moderna no ha sido resuelto. La generación productiva actual tiene mucha más educación e ingreso que cualquier generación pasada, pero su calidad de vida no es mejor aunque consuma mucho más.

En efecto, lo más que un colombiano exitoso puede lograr en el país es vivir en una jaula de oro protegida por una policía privada, porque la del Estado se percibe como de mentira. No en vano Colombia es una sociedad expulsiva donde el diez por ciento de población ha tenido que salir del país y otro diez por ciento ha sido desplazada internamente.

Para otro sector de la población, posiblemente minoritario pero creciente, la meta es construir una sociedad donde existan la confianza, la solidaridad y la equidad. 

Mientras la mentalidad predominante siga siendo la del conquistador, es imposible crear una sociedad amable o donde el colombiano no le tema al resto de los colombianos y donde se pueda andar tranquilamente por las calles.

Para salir de una situación tan frustrante será preciso que los bobos se subleven y exijan los cambios en los comportamientos, no solo de los colados, sino de toda la población, para legitimar por fin una ética moderna que permita la convivencia satisfactoria y donde el éxito no signifique subir  en la pirámide social para sentirse superior y pisar al de abajo.

De otra manera, igual que en la Colonia, la mejor opción para el conquistador exitoso es llevarse su botín, perdón, su riqueza a España o a Miami y así poder disfrutarla con tranquildad.

 

* Cofundador de Razón Pública. Para ver el perfil del autor, haga clic en este enlace.

 

 

Escribir un comentario

Agradecemos a los investigadores, académicos y profesionales que contribuyen con sus artículos, declaraciones y caricaturas inéditos para ser publicados en la Revista Razón Pública. Los autores son responsables de sus ideas y de la presentación de los hechos en este documento.

“Los comentarios en Razón Pública están sujetos a moderación, (de 8 am a 6pm hora de Colombia) con el fin de garantizar un intercambio de opiniones en tono respetuoso - serán bienvenidas la crítica aguda y la ironía - que enriquezcan el debate y resulten interesantes para lectores y autores.
En consecuencia, no se aceptarán comentarios del siguiente perfil:
1. Que constituyan descalificaciones, ataques o insultos contra los autores o contra otros participantes del foro de comentarios.
2. Que incluyan contenidos, enlaces o nombres de usuarios que razonablemente puedan considerarse insultantes, difamatorios o contrarios a las leyes colombianas.
3. Comentarios sin sentido o repetidos, que serán eliminados sin piedad.

Los comentarios no reflejan necesariamente la opinión de Razón Pública, sino la de los usuarios, únicos responsables de sus propias opiniones.”


Código de seguridad
Refescar

Comentarios  

Angie Paola Suárez
0 # ¿Cultura Colombiana?Angie Paola Suárez 27-04-2015 20:14
Es evidente que el sistema de transporte público en Colombia es un servicio pésimo prestado a los usuarios, no es de extrañarse que se viva a diario los acosos, riñas e inseguridad en el mismo; este es un problema que no viene de hace una semana, sino de bastante tiempo atrás, solo que los Colombianos están acostumbrados a reconocer la inconformidad a partir de las "tragedias".

Últimamente se ha dado a conocer en los medios de comunicación el "Boom" de los "colados", debido a las muertes que se han visto a causa de la incultura de los usuarios de Transmilenio. Es casi una tradición colombiana, que se exija un servicio o trato digno, a partir, de la exigencia inculta; con el simple hecho de no pagar un pasaje y preferir arriesgar la vida, se pretende buscar justicia y armonía ciudadana. Es una labor del gobierno mejorar este servicio, pero el mantenerlo en "buen estado", es deber del pueblo.
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
Alejandra Rodríguez
0 # El vivo vive del boboAlejandra Rodríguez 27-04-2015 21:45
Es necesario decir que es lamentable ver cómo estamos en una sociedad que justifica a los colados, tolera la falta de cultura ciudadana y acepta tranquilamente estos actos comparables a cualquier otro robo. Algunos de estos personajes dicen estar haciendo “justicia” o protestando ante un sistema pésimo como el de Transmilenio, que no merece el pago de un pasaje. Es tan solo un acto descarado que acreditan los que se quedan en silencio y los dejan pasar.

Claramente, los ciudadanos tienen derecho a protestar contra un servicio que consideren ineficaz, pero para ello, se puede recurrir a otras muestras de inconformidad. “El vivo vive del bobo”, dicen por ahí, es lo único que hacen los colados, utilizar el servicio a costa del dinero de otros, no protestan, no hacen justicia y mucho menos lograrán mejorar el sistema, sólo demuestran que sin cultura ciudadana, no hay medida que los detenga.
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
FUERADESERVICIO
0 # ¿Como protestamos?FUERADESERVICIO 05-05-2015 01:40
Creo que el principal problema de Transmilenio no son los colados, esta es solo una excusa para justificar su mal servicio y sus dudosas inversiones al mejoramiento del sistema.

¿Será que con una movilización ciudadana se llegará a un acuerdo justo?; ¿bajarán los costos de los pasajes?, ¿darán subsidios estudiantiles?, ¿Pararán bolas a las peticiones de los usuarios?... ¿por que tenemos que ser nosotros los que acatamos lo implementado si los servidores públicos son ellos?, ¿por que no que sean ellos quienes nos pidan dialogar?, se ha demostrado que la sumisión solo genera opresión.
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
Edgar
0 # PensionadoEdgar 28-04-2015 19:48
De acuerdo a la situación social del podemos afirmar que el pueblo colombiano viene pasando por un estado de LUMPENIZACION en forma gradual partiendo del mismo momento que se dice que se independizo del dominio español, está al margen de los derechos fundamentales que se cita en la constitución: educación, salud, empleo, alimentación, vivienda digna,etc, se puede decir no es clase social, por tal motivo el concepto de estado no lo entiende y su actuar es motivo de guerra continua, esperar que esto cambie, es muy difícil, solo cuando comprendamos que hay necesidad de cambiar este modelo de desarrollo y se establezca un régimen fuerte de gobierno para todos, podremos decir que la sociedad va cambiando, de lo contrario seguiremos en la misma lucha de clases propia de la sociedad en que vivimos.
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
JUAN
0 # EducaciónJUAN 29-04-2015 10:55
Antiguamente la mayoría de los colombianos no superaba el tercer año de primaria y eran más respetuosos de las autoridades y las normas de todo orden, observación contundente para quienes consideran que el restablecimient o de la convivencia ciudadana pasa en primer orden por la educación de los ciudadanos y no por la celosa y rigurosa aplicación de la ley y su consecuencia para los infractores. Hay una tendencia a exigirle al ciudadano que denuncie, concilie, perdone o renuncie pero no la más obvia y es que se le exija al estado su principal función y es la de garantizar el orden, perseguir y castigar conductas no deseadas.
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
Ricardo Neva
0 # Justificación a la trampaRicardo Neva 01-05-2015 12:07
Para muchos de los colados hacerlo no pasa de ser una aventura, de llevar la contraria a todo y a todos (Estudiantes) y para la gran mayoria es aprovechar y acabar con todo lo que represente algo de orden y autoridad, es compartir algo de su miseria e ignorancia personal...
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
Ana Maria Jaramillo
0 # Entre la historia y la actualidadAna Maria Jaramillo 01-05-2015 12:31
Hay un ciclo que se repite en Colombia y a medida que pasa el tiempo lo vemos diferenciado solo por los avances tecnológicos y es, como dice el autor la mentalidad de conquistador. Antes eran los conquistadores por encima y los campesinos atados a la tierra ¿en la actualidad no es igual? Las elites y el Estado vs los mismos campesinos ahora desplazados junto al pueblo.

Definitivamente por mas cambios y mecanismos de gestión si no se cambia la costumbre y la conformidad de los sublevados seguir sublevados y los poderosos pasando por encima no podrá haber una sociedad justa y con mejor calidad de vida para todos. Y que mejor ejemplo de esto que los colados y todos los problemas que vienen ocurriendo en un transporte publico como es el transmilenio.
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
Vanessa Matiz
0 # Voluntad ciudadanaVanessa Matiz 01-05-2015 13:13
El dilema del transmilenio se presenta todos los días, y todos los usuarios se quejan pero de forma individual. No creo que sea suficiente solo la voluntad política, se necesita que los usuarios que paguen el servicio contribuyan y exijan respeto por parte de los que se cuelan, ya que la mayoría de quejas no es por el mal servicio sino por las personas que no se saben comportar en este espacio público.
Además si queremos una Colombia moderna, hay que empezar por la educación de la sociedad.
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
haugusto
0 # quimicohaugusto 01-05-2015 13:40
Espinoso el tema como usted lo propone: Pre-moderno, moderno o post-moderno. El valor que predomina, en el sentido que tiene fuerza, es el dinero. El nivel de conciencia es cero. Y lo que pasa en el transporte (que emplea vías públicas para un lucro privado), pasa con el agua, la energía y el medio ambiente. Esto no se trata de clasificaciones , se trata del ser humano entre aquellos que se creen dueños de la verdad y de aquellos que hacen lo imposible por hacer conocer la propia. Me da la impresión que usted cree que lo simple es diferente de lo minimalista. Sé que somos letrados y tuvimos oportunidad de estudiar y seguir haciéndolo, pero eso no nos hacer visionarios, no es fácil. Lo fácil es ser especialista, porque vive del error.
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
Johana Guerrero
0 # ¿Todos contra uno...Uno contra todos?Johana Guerrero 01-05-2015 17:55
Con respecto a el problema social que enfrenta la capital del país (Bogotá), es necesario analizar las multiples falencias que existen tanto del sistema de Transporte (Transmilenio), como la problemática de los muchos usuarios "Colados".

Es necesario impementar medidas drasticas, donde se inpongan multas economicas para los que infrinjan las normas de la Empresa de Transporte, mejore los servicios ,y fomente la cultura para los usuarios que utilicen el servicio.
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
Juan Carlos Garcia
0 # ¡hay que mirar mas aya!Juan Carlos Garcia 01-05-2015 20:12
Seguramente la tragedia vivida por el esposo de la señora Cárdenas que la empujo para salvarle la vida y la muerte eminente de él, tuvo gran impacto en los bogotanos, esta señora dijo en la televisión que la vida vale más que 1800 pesos, paguen, pero el problema aquí es que hay un gran número de Bogotanos que no los tienen, no tienen ni una moneda, la pobreza en Bogotá llega a casos extremos.

Por otro lado encontramos los que tienen los $1800 pesos pero no se les da la gana de pagar, estos si merecen que les den cursos intensivos de ciudadanía, como en la antigua Grecia La polis por encima de las personas. A parte la inseguridad creciente en el servicio articulado, atracos masivos, asesinos rodeando a los Bogotanos, que tal una estampida, o un incendio, o un terremoto, mejor dicho Transmilenio ¿qué peligro?.
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
Milena Valero Díaz
0 # ¿Culpa de quién?Milena Valero Díaz 01-05-2015 21:26
Desde mi punto de vista, es necesario resaltar la falta de compromiso que de parte del gobierno se tuvo a la hora del incremento al consumo masivo de éste sistema de transporte público; pues es desde ahí de donde vemos la carencia de autoridad, y el deterioro de la cultura ciudadana.

Si tan solo se hubiese tenido “mano dura” desde un principio con el pueblo, de seguro hoy en día no tendríamos tanto caos cultural. Por lo tanto, tampoco considero que sea apropiado darle culpa a la infraestructura del sistema, pues a pesar de ser necesaria, ésta se deteriora por la misma carencia de control.
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
Maria Camila Perdomo
0 # CambiarLaMental idadMaria Camila Perdomo 02-05-2015 10:18
Es lamentable ver la actitud despota de estos supuestos revolucionarios donde su principal excusa es ``el fin justifica los medios``(Maquiavelo), pero para empezar a eliminar esta actitud que es el caso de los ``colados``, hay que cambiar los gobernantes con mentalidad de conquitadores ya que estos deberían ser el ejemplo de rectitud dondey el modelo a seguir de esta sociedad colombiana.

De esa manera se podrá obtener una sociedad exitosa y por ende el sistema de transporte TranMilenio funcionará sin ninguna irregularidad.
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
stephany barreto
0 # Necesidad y conformismostephany barreto 03-05-2015 13:10
El problema real en el sistema de transporte de transmilenio es la conformidad social y el prestigio que se le otorgo aun cuando no era un sistema de transporte masivo y no se conocía la efectividad de su funcionamiento, el primer punto por que justifica el mal funcionamiento con el accionar de distintos usuarios y el segundo por darse a conocer como el orgullo civico de Bogota , aun cuando esto solo llegara a presentarse en las primeras etapas de su movilización.

Lo que realmente nos permite entender que las luchas sociales en contra de dicho sistema no se han presentado por la necesidad que genero este en la movilidad diaria de la ciudad de Bogota donde preferimos, los robos, los vendedores ambulantes y los colados a no cumplir con nuestra obligaciones diarias, y justificamos su mal servicio bajo el hecho que es mejor tener algo que aunque carezca de condiciones dignas funcione a no tenerlo en absoluto.
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
Johana Guerrero
0 # MULTAS PARA LOS COLADOS?Johana Guerrero 03-05-2015 13:31
De acuerdo a los tantos “sujetos” colados diariamente en el sistema de Transporte Transmilenio, es necesario revisar las múltiples problemáticas que se tienen tanto en el sistema como tal y los principales responsables de esta situación que está generando no solo controversia sino victimas mortales.

Se deben estructurar soluciones que mejoren la calidad y satisfacción de los respectivos usuarios, e implementar la cultura ciudadana que respecta usar el sistema de transporte y si es necesario acudir a medidas drásticas que correspondan a multas económicas a quienes infrinjan las respectivas normas impuestas por el sistema de transporte Transmilenio.
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
Ismael E. Urrego V
0 # Algo másIsmael E. Urrego V 03-05-2015 15:30
Coincido en lo relacionado con la mentalidad conquistadora (española) pero creo que es muy extendida aún y que los "modernos" son una inmensa minoría". No estoy de acurdo con que el problema se resuelva con la sublevación de los bobos. A mi juicio se requiere que el Estado retome la autoridad. En Colombia se delinque porque la relación costo-beneficio es altamente rentable. Hay mucha probabilidad de no pagar por ello o de pagar muy poco.
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
José Marín.
0 # Autodefensas unidas de Transmilenio.José Marín. 03-05-2015 16:12
El estado de catarsis al que ha llegado el sistema con la mirada cómplice de la administración distrital, la policía y el exacerbamiento permanente de los medios de comunicación, se ha creado una situación tal que solo falta que comiencen a aparecer las primeras hordas de primates armados haciendo "justicia" por mano propia. Basta con visitar las redes sociales para aquilatar los comentarios del publico frente a cada situación que se presenta en Transmilenio. Aterra corroborar los extremos en los que ha caído la dignidad humana para referirse a cualquiera de los colados, vendedores ambulantes o ladrones que se aventuran a infringir la sagrada ley. Yo nunca he visto esa clase de comentarios para referirse a los Nule, los Uribitos los Interbolsa o tantos más grandes delincuentes que tienen rendida y humillada la nación. Propósito determinado de quién para torcer de esa manera la opinión y para qué fines? Vaya Usted a saberlo.
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
Claudia Yesenia Mesa
0 # Voluntad política y cultura ciudadanaClaudia Yesenia Mesa 03-05-2015 17:07
Es necesario resaltar que el sistema de transporte público masivo de la Ciudad, surgió como una buena idea de solución para el desplazamiento de los bogotanos, sin embargo el paso de los años, las diferentes administracione s y la cultura de los ciudadanos no ha sido la mejor. Ejemplos claros como los colados, insultos, acosos, riñas, empujones son el pan de cada día, problemas que vienen tanto de su servicio como de su operación.

Estos problemas no se resuelven solos, en primer lugar tiene una solución que supone de una voluntad política, donde exista un gobierno municipal con sistemas gerenciales modernos y en segundo lugar, Transmilenio requiere una cultura ciudadana para el uso adecuado de los servicios y los bienes públicos.
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
Juan David
0 # -.-Juan David 03-05-2015 17:42
No considero que los colados sean un problema tan grave como han hecho parecer muchos medios amarillistas, no solo Caracol y RCN, los colados son la respuesta de una Colombia ignorante y asaltada, hay que cambiar los cimientos y modelos que seguimos, antes de esperar un cambio en los resultados de ellos.

Transmilenio moviliza 2'400.000 o mas personas, de los cuales solo 25.000 son colados (es decir, poco mas del %1), con un pasaje de COP$1.800, hay unas horas "valle" en las que se pagan 300 pesos menos, vamos a suponer el pasaje en COP$1.700; es decir COP$4'080.000.0 00 se generan diariamente, siendo 20 días hábiles esto se convierte en COP$81.600'000. 000 mas lo que ganen en FDS, le quitamos el 1% de colados, aun quedan mas de 80 mil millones de pesos al mes. ¿Donde esta este dinero? A simple vista se ve que no se gasta en la operación de TM ¿por que siguen cobrando 1.800 pesos?
R/ igual que la gasolina... por tanto ignorante (que finalmente son quienes se colan en TM)
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
Monica Llanos
0 # Conciencia ciudadanaMonica Llanos 22-05-2015 19:40
La situación de Transmilenio va más haya de una mala administración, ya sea por parte de la empresa o del Estado, el problema de este es que fue diseñado para determinado número de población, sin tener en cuenta que esta aumenta cada año y que dado a la facilidad y la rapidez del mismo hace que mas gente lo utilice.

Siendo este un problema ya que el uso que se le da no es el adecuado; el arreglo de las puertas se ha hecho, pero si los usurarios del sistema no los cuidan, viéndose en que: no dejan que estas cierren, para colarse las están abriendo a la fuerza al igual que cuando no se abren si el bus llega a hacer el descargue de pasajeros.
Los colados son una cuestión de cultura ciudadana y de respeto, ya que, anteriormente en los buses tradicionales costara lo que costara el pasaje se tenia que pagar y no habían colados, pero las excusas ahora son " es muy caro", no "tenemos plata" no les importa los medios para no salir del confort.
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador

VideocolumnasVideocolumnas

 

Blanca Monroy

  • ¿Volvieron los falsos positivos?

    Para las madres de Soacha es preocupante que se vuelvan a repetir los falsos positivos. Tienen recomendaciones para los jóvenes y para los militares. Por Blanca Nubia Monroy de MAFAPO. 

Alejandra Miller

Arte y Cultura

La música: una herramienta de transformación social

(Tiempo estimado: 4 - 8 minutos)

Secretaría de Cultura

Javier VinascoNumerosos proyectos buscan promover el cambio social a través de la música. ¿Cuáles son los más notorios y por qué son importantes para lograr la tan anhelada paz en nuestro país? *

Javier Asdrúbal Vinasco**

RP en los medios

  • ¿Pataleta o terremoto? Domingo, 26 Mayo 2019

    Hernando Gómez Buendía China, Irán, Corea, Venezuela, México, Canadá y hasta sus socios militares de la OTAN: Trump parece decidido a pelear con todo el mundo. elespectador.com

Ver más RP en los medios

Mirada Pública

Biodiversidad del Suroriente de Boyacá

Fotografías de Corpochivor.

Recomendado

FARC: de grupo armado unido a fuerza política fragmentada

Partido político, Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, FARC.

Ricardo Garcia

La incertidumbre en el desarrollo del Acuerdo y los disensos propios de la política alejada de la disciplina militar han abonado el terreno para el resurgimiento de las FARC como grupo guerrillero.

Ricardo García Duarte

Sazón Pública

Por Anyelik y Papeto.
Esta semana      Archivo

Nos escriben

  • Pajarear

    ¿Donde se puede pajarear sin tener inconvenientes de inseguridad? Por Gonzalo Chacón, en el artículo de Parques Nacionales Naturales.: Pajareando en el Pacíficol

La Fundación RAZÓN PÚBLICA es una entidad sin ánimo de lucro ni carácter partidista constituida en 2008 para servir como un punto de convergencia y un instrumento para la expresión de los intelectuales colombianos comprometidos con el proyecto de una sociedad pacífica, democrática, legal, justa y productiva.

La Asamblea General de Razón Publica está integrada por sus fundadores, por los autores y autoras que contribuyen de manera regular a esta revista, por los donantes a la Fundación y por el equipo de planta de la revista.

Hernando Gómez Buendía Director y editor generalFernando Garavito Pardo (Q.E.P.D.) Editor emérito
• Equipo de edición: Valentina Landínez @Valelandinez, Ricardo Díaz, Érika Mesa, Paula Pinzón, Juanita Eslava.  
Valentina Salazar Imágenes • Caricaturas: Papeto (@Papetopintapeor), Anyelik (@Anyelik)

 Paula Pinzón  Coordinadora administrativa paula.pinzon@razonpublica.org.co
Angélica Zambrano  Videocolumnas y webmaster angelica.zambrano@razonpublica.org.co @Anyelik 
Daniela Garzón Coordinadora editorial daniela.garzon@razonpublica.org.co  @Ginethdani